Browse By

¿SABÍAS QUE EL CENTRO DE COYOACÁN FUE UN CEMENTERIO?

El Centro  de Coyoacán es uno de los lugares favoritos de la Ciudad de México.

Punto de reunión de amigos y familias que encuentran en este espacio, bares, restaurantes, artesanías, sabor y tradición, en un rinconcito pueblerino en medio de esta ciudad caótica, y  es que en la época virreinal, Coyoacán fue vasto en haciendas y conventos.

Uno de los espacios más sobresalientes es el Jardín Centenario, inaugurado el 27 de septiembre de 1921 y nombrado así en conmemoración a los primeros 100 años de la Independencia de México.

Fotografía: Flickr.com

Es en este espacio donde se aloja la fuente de los coyotes, así como la Iglesia y Ex Convento de San Juan Bautista, uno de los más antiguos de la Ciudad de México, cuya construcción inició en 1527  por Dominicos, sobre lo que era un Calmécac (escuela para hijos nobles mexicas).

Fotografía: www.cultura.gob.mx

Su atrio abarcaba hasta los arcos que se encuentran en la calle de 3 cruces esquina con Francisco Sosa, pero ¿alguna vez te has preguntado el porqué de los  arcos en medio del jardín?

Pues bien, estos servían de acceso principal al antiguo ex convento de San Juan Bautista, único vestigio del antiguo atrio parroquial, que en 1800 fungió como cementerio, durante la peste de cólera que azotó la ciudad.

Dichos arcos fueron  labrados por manos indígenas y daban frente a la calle Real, antiguo camino a San Ángel, hoy llamado calle Francisco Sosa.

La Iglesia de San Juan Bautista es considerada Monumento Nacional y es una de las joyas arquitectónicas de nuestro México, que guarda cientos de historias en cada centímetro de su espacio.

¡Ns vemos en Coyoacán!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *