Browse By

¿CÓMO LLEGÓ EL ÁRBOL DE NAVIDAD A MÉXICO?

Según los historiadores, el árbol de navidad tal como lo conocemos viene de una costumbre alemana del siglo XVII que empezó su difusión por Europa en  el siglo XVIII y alcanzó su mayor popularidad en el siglo XIX, llegando a México durante el breve Imperio de Maximiliano de Habsburgo en el año de 1864.

La pareja Imperial habitó el Castillo de Chapultepec durante su mandato adaptándola a la usanza europea, trayendo consigo las costumbres de la época navideña.

Por lo que en 1864 trajo el primer árbol de navidad al famoso Castillo, causando tal furor con su decoración en la aristocracia mexicana, que de inmediato tomaron su ejemplo.

Fotografía: Pixabay

A la caída del Emperador se desprestigiaron muchas de las costumbres fomentadas por ellos, al menos hasta el año de 1878 cuando Manuel Negrete, uno de los mayores enemigos políticos de Porfirio Díaz y ministro de guerra durante la presidencia de Benito Juárez, retomó la tradición, instalando un espectacular árbol que le valió la ovación de la prensa de la época.

 

La población adoptó la tradición paulatinamente, alcanzando mayor auge a mitad del siglo pasado, convirtiéndolo en la hermosa tradición que hoy conocemos. Y tú, ¿ya pusiste tu arbolito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *