Browse By

ORIGEN DE LA FRASE “A CHUCHITA LA BOLSEARON”

Seguramente has escuchado la expresión “No me vengas con que a Chuchita la bolsearon”. Frase de habla popular mexicano para advertir que no se aceptarán excusas baratas. Pero, ¿Quién fue Chuchita? Y ¿Por qué la bolsearon?

Existen dos versiones sobre su origen, ambas coinciden en que era una trabajadora doméstica, nacida en el año de 1689. Encargada de adquirir las cosas que se necesitaban en la casa del patrón.  Es aquí donde surgen las dos vertientes, la primera expresa que Chuchita gastaba el dinero en bebidas alcohólicas y la segunda que dicho dinero lo repartía ente los más necesitados, argumentando a su regreso a casa que había sido bolseada, es decir, le habían robado los víveres.

Como la escusa era recurrente, los patrones al preguntar por qué no se habían comprado los víveres exclamaban: “Y no me vengas con que a Chuchita la bolsearon”. Estos relatos se ubican en el año de 1715, cuando Chuchita tendría 26 años.

Fotografía: Pinterest

Sin embargo, algunos datos cotidianos históricos ponen en duda la veracidad de la historia, como el hecho de que las mandaderas no llevaban dinero, pues las cuentas se cargaban a la lista del administrador, que los mandaderos eran en su mayoría adolescentes hombres o que no era tan común la compra de bebidas alcohólicas por parte de las mujeres.

La primera documentación real sobre el bolseo de Chuchita, se encuentra en la revista semanal “El Chambeador”, que se distribuía en la Ciudad de México en la década de los 70, la cual la ubica como una deudora escurridiza, que ponía pretextos a los que debía dinero, argumentando haber sido bolseada cuando traía el dinero en el pecho, a lo cual le expresaban: “Ay Chuchita, no me diga que no sintió cuando le metieron la mano ahí”, a lo que ella respondía: “Claro que sí sentí cuando me metieron la mano, pero creí que era con buenas intenciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *