Browse By

¿POR QUÉ PRACTICAR RAFTING AL MENOS UNA VEZ EN TU VIDA?

¿Te consideras un verdadero aventuro? ¿Has practicado alguna vez rafting? Si te gustan los deportes extremos y las emociones fuertes, esto es para ti.

El rafting, también conocido como “rápidos”  encuentra su origen en las técnicas que pescadores y navegantes exploradores, tuvieron que desarrollar para salvar su vida en arriesgadas labores.

Una actividad de turismo de aventura, de las más emocionantes que podrás realizar en contacto directo de la naturaleza. Consiste en descender por un río a bordo de una balsa con remos con diversas dificultades. (rocas, turbulencias y desniveles).

 

Existen diversos ríos en los que puede practicarse, con un parámetro internacional para clasificarlos: Aguas planas y aguas bravas; estos a su vez tiene su propia clasificación, que va desde la clase I a la VI.

 

Una actividad que todos podemos realizar aún sin experiencia, siempre y cuando estemos acompañados de expertos y comencemos en ríos con aguas planas, cuyos remolinos, huecos y olas, son de dimensiones pequeñas, evitando un riesgo para el principiante.

Dejemos las aguas bravas a los expertos y siempre acompañémonos del equipo de seguridad adecuado: Casco, chaleco salvavidas, calzado apropiado y traje de neopreno, serán tus mejores aliados.

Un lugar ideal para practicar rafting es Jalcomulco, en el estado de Veracruz, a unas 4 horas de la Ciudad de México.

Estos son sólo algunos de los beneficios de practicarlo:

1 Vivirás una experiencia única.

Bien dicen que  las experiencias nos hacen más felices que las posesiones y practicar rafting es algo que tienes que hacer al menos una vez en tu vida, aunque una vez que lo hayas realizado, corre el riesgo de convertirse en un vicio. Utiliza todos tus sentidos para vivir la experiencia.

2 Te olvidarás del estrés.

Estar en contacto con la naturaleza y la gran dosis  de adrenalina, te ayudarán a relajarte y despejar la mente. Desconéctate de la vida urbana, abre tus sentidos para disfrutar los sonidos de la naturaleza; escucha el sonido del río corriendo sobre las piedras, disfruta el aire fresco, el agua que golpea tu piel durante el proyecto y libérate del estrés cotidiano.

3 Es un gran ejercicio. Te ayudará a sentirte más ágil, a tonificar tus brazos y piernas, así como aumentar tu fuerza muscular y cardiovascular.

 

4 Trabajarás en equipo. Quizá no conozcas a las personas que te acompañarán en esta aventura, pero trabajarán en forma conjunta con un mismo fin: Llegar al objetivo sin volcar la balsa. Si vas con tus amigos, estrecharán lazos y se convertirá en una experiencia inolvidable.

 

¿Necesitas más razones? No lo pienses más y acompáñanos en nuestra aventura Rafting, playa y café en Semana Santa. Los detalles aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *