Browse By

¿SABÍAS QUE REAL DE CATORCE TUVO SU PROPIA CASA DE MONEDA?

Real de Catorce es un pueblo mágico de San Luis Potosí, famoso por su gran explotación minera y su abandono después de esta, que lo llegará a considerar fantasma, por la poca cantidad de gente que quedo viviendo en el pueblo.

Hoy, ha renacido gracias al turismo, que recibe a cientos de turistas cada fin de semana, interesados en congelar el tiempo y recorrer un pueblo que pareciera vivir aún en el siglo XVIII y XIX.

Un pueblo que alcanzó tal bonanza minera, que fue considerado por el explorador Alexander Von Humboldt, como el “segundo o tercer lugar” entre las minas de la Nueva España, en cuanto a la cantidad de plata que producía.

Y estos son algunos datos que lo llevaron a establecer su propia Casa de Moneda:

En 1808 se acuñó la primera moneda catorceña, posteriormente con fines militares, se acuñaron monedas en 1810 (de 8 reales de plata, mandada acuñar por Mariano Jiménez)  y en 1815 (una moneda local).

En 1857, el español Cayetano Rubio en sociedad con los García y Cortina, solicitó el permiso para establecer una casa de moneda en Real de Catorce.

En 1863, don Santos de la Maza (un importante minero) , adquirió un terreno, que se ocupaba como expendio de carbón, frente a la actual Parroquia de la Purísima Concepción con el fin de establecer la misma.

Dicha casa se convirtió en la casa habitación de los Condes de la Maza y la casa de moneda, que comenzaría funciones en enero de 1865. La maquinaria se importó de Filadelfia.

La Casa de moneda tuvo una vida efímera, solo catorce meses; fue cerrada en  febrero de 1866 por orden del emperador Maximiliano, el cual tenía miedo que los juaristas se apoderaran de  ella. En este periodo se acuñaron 1,485, 405 monedas de plata.

Este espacio fue restaurado y convertido en Centro Cultural en 2007, albergando actualmente exposiciones temporales, la historia y rituales del peyote, fotografías de la historia de Real de Catorce, expresiones artísticas y por supuesto, la historia de las monedas ahí acuñadas.

Un espacio imperdible durante tu visita a Real de Catorce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *