Browse By

LEYENDAS DEL CENTRO HISTÓRICO: “LA MONJA DEL ANTIGUO CONVENTO DE LA CONCEPCIÓN EN LA CDMX”

¿Cuántas leyendas e historias cotidianas, guardará el corazón de la Ciudad de México?

Narraciones de enamorados, muertes, traiciones y desengaños, acumulados por siglos en cada una de sus viejas paredes.

Las calles de Belisario Domínguez y República de Brasil no son la excepción, ahí se encuentra uno de los conventos más antiguos de México, el de la Concepción, fundado por el primer arzobispo de México, Fray Juan de Zumárraga en 1540. Este sería testigo de la vida y muerte de María Gil.

Una mujer que en el siglo XVI, se enamoró de un hombre ambicioso y de escasos recursos con quien deseaba contraer matrimonio. Sus hermanos al percatarse de esto, evitaron el matrimonio ofreciendo una fuerte cantidad de dinero a aquel hombre de apellido Arrutia para que se alejara.

El dolor de la mujer fue tan grande, que sus hermanos en el afán de aligerar su tristeza, decidieron internarla como monja en Convento de la Concepción; sin embargo, el dolor nunca cesó, y un día decidió terminar su sufrimiento ahorcándose en un árbol de durazno ubicado en el patio del convento.

Su cuerpo fue enterrado en el cementerio del recinto religioso. Pero parece que su sufrimiento no terminaría nunca, pasando algunos días, una de las monjas vio el reflejo de María en la fuente, y desde ese momento, las apariciones no pararon, o al menos es lo que la tradición oral cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *